Hace unos años, un virus comenzó a recorrer las calles de una ciudad peculiar, perdida en el mundo, llamada Ciudad Gris. Una urbanización de tamaño moderado, familias típicas, días típicos (aunque muy lluviosos). ¿Quién iba a pensar que una epidemia iba a saltar y convertir a las personas infectadas en muertos vivientes? Las poblaciones cercanas a Ciudad Gris han sido evacuadas y, las que no, tienen las mejores defensas que uno puede imaginar. Hay agentes, hay cazadores, hay científicos, hay mutantes, hay bestias... e incluso hay fantasmas. El Gobierno ha comenzado a actuar. ¿Su próxima acción? Matar a todos los mutantes y evitar que el virus se convierta en lo que muchos temen; el fin de la humanidad.


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 32 el Vie Ene 27, 2012 9:38 pm.


Últimos temas
» Directorio Looking For You
Vie Feb 07, 2014 8:30 pm por Invitado

» Aerandir, el mundo desconocido. l Afiliación normal l
Lun Oct 22, 2012 7:34 pm por Invitado

» RPG Our Solemn Hour · Afiliación Normal
Jue Oct 11, 2012 7:23 am por Invitado

» It seems so fragile {Tumblr de promoción. ¡Únete!}
Lun Oct 01, 2012 2:39 pm por Invitado

» Bludger Back Beat//Afiliación Normal
Dom Sep 23, 2012 2:00 pm por Invitado

» Norwich (Recien abierto) {NORMAL}
Jue Sep 20, 2012 8:59 pm por Invitado

» Tom Buckley
Dom Sep 16, 2012 12:34 pm por Tom Buckley

» La pluma mágica del escritor (Nuevo) (Normal)
Sáb Sep 15, 2012 2:18 pm por Invitado

» Sally Owen
Sáb Sep 15, 2012 1:10 pm por Sally Owen

» Damn Destiny [Élite]
Lun Sep 10, 2012 4:16 pm por Invitado

» EL SECRETO DE LA ROSA (NUEVO) | EPOCA VICTORIANA | NORMAL*
Vie Sep 07, 2012 12:01 pm por Invitado

» Poner en adopción {&info}.
Dom Sep 02, 2012 2:08 am por Catalina Atienza

» Jared Draconis. { »Incompleta }.
Sáb Sep 01, 2012 1:27 am por Jared Draconis

» Stavanger Asylum RPG {Normal}
Vie Ago 31, 2012 5:15 am por Invitado

» Chaotic Destiny. Normal.
Jue Ago 30, 2012 4:32 pm por Invitado





Lieber Lindström

Ir abajo

Lieber Lindström

Mensaje por Lieber Lindström el Sáb Ene 28, 2012 7:16 am




« no te robes el gráfico, es mío lawl. »
●●BASIC THINGS →
NOMBRE: Lieber Elliot
APELLIDO: Lindström
APODOS: Li, Lieb
EDAD: 23
RANGO: Humano
HABILIDAD: Enfermarse. Espera, eso no es una habilidad, ¿no? Cantar y escribir pues.
ESTADO CIVIL: Soltero
SEXUALIDAD: Homosexual


●●STORY OF MY LIFE →
NACIONALIDAD: Sueca
LUGAR DE RESIDENCIA ACTUAL: Ciudad Gris. No preguntes cómo acabó ahí, no tiene ni idea.
CLASE SOCIAL: Media
FAMILIA:
۩ Löwe Lindström, hermano menor. 20 años.
۩ Davis Lindström, hermano menor. 21 años. Cazador.
۩ Corinne Lindström, madre.
۩ Anders Lindström, padre. Fallecido.
HISTORIA:

Una chica y un chico se enamoran, se casan y tienen un hijo. Ese es el resumen de la historia general.

Pues en él va al revés.

Primero, no eran un chico y una chica. Eran un hombre y una mujer, tú sabes, viene a ser lo mismo pero las edades cambian.
Segundo, hacía tiempo que estaban enamorados, pero no habían conseguido tener hijos (¿problemas de fertilidad? quién sabe).
Tercero, primero le tuvieron a él y luego se casaron (alergia al matrimonio, también un poco de miedo a no cuajar como pareja a menos que un niño los uniera, sí, raro).
Y tercero y medio, no fue un hijo. Fue una hija. O eso creyeron todos. Eso dijo el médico cuando la única evidencia del niño, aparte de las patadas karateka y el bombo de Corinne, era un trozo de papel negro con una zona blanca pintada en forma de cono. Hasta cuando nació lo confundieron con una niña, los familiares, al verlo envuelto en la mantita.

Pues de niña nada. Niño, y no veas cuál, aunque la broma de la nenita se quedó de por vida tan arraigado en el pobre como la anemia, los desmayos o su apodo.

Se pasó mucho tiempo en el hospital. Las perspectivas no eran buenas. Ya desde pequeño se evidenció una anemia bastante fuerte, bastante mala. Por mucho que recibiera hierro o transfusiones, se pasaba pero siempre volvía. Se sentía cansado, resoplaba a la mínima, y lo peor. Se desmayaba a cada segundo. Bueno, a cada segundo no, pero un par de veces a la semana pues sí. Figúrate qué tostón de enfermedad, y encima ni siquiera podían darle un nombre. Y encima, encima tenía unos cambios de humor un poco raros, y le dijeron que tenía ciclotimia. Qué situación tan bonita.

Por eso su infancia no fue exactamente una infancia normal. Le cambiaron los árboles por las sillitas de colores de la sala de espera del hospital. Tuvo cuatro veces más action man que un niño cualquiera. Sus padres, inspector de sanidad y psicóloga, supieron montar una casa en Malmö que fuese segura para su pequeño. Que si se desplomaba, su cabeza golpeara una superficie blanda. Que no fuera a cortarse con nada. Que llevara una dieta equilibrada y que no le faltara nada, absolutamente nada. Recibió toda su atención, aunque no tanto su tiempo -trabajaban mucho, ya sabes-.

No estaba previsto tener otro hijo, porque Lieber necesitaba cuidados. Pero llegó. Siempre fue sano y fuerte, por eso se encargó de su hermano mayor. Y aún llegó un tercero. Tampoco esperado, por supuesto. Pero para un matrimonio que había soñado con una familia durante mucho tiempo, fue una bendición tenerla. No importaba que Löwe también estuviera enfermo. No importaba tener que pasar más tiempo en el hospital que en la propia casa. Aunque tuvo consecuencias para Lieb, porque pasó de tener un hermano que lo cuidaba a tener un hermano con cáncer y otro que tenía que cuidar de él. Lo suyo pasó a segundo plano, porque al fin y al cabo no era tan grave, y Lö podía morirse. Lo odió, por dejarle fuera, por absorberlos a todo y dejarle aparte y solo. Aunque no quería que se muriera y apalizó a todos los niños que osaron meterse con su hermanito. Por eso se aguantó como un campeón (la fuerza humana es sobrehumana, vaya). Que se volvió taciturno y quejica, también.

Un día se desmayó en la calle. Se dio un buen golpe en la cabeza. Le socorrieron, pero tarde. Pasó un mes en coma. Y, al despertar, estaba en un lugar que no conocía, con un médico que no conocía, un olor a hospital bastante raro y una televisión muy fea en la esquina que no pasaba programas en sueco.

O sea, que estaba en otro lado. Lo habían mudado y él en coma, qué gracia. Qué frustración. Le dio tanta que ni siquiera preguntó. No quiso exteriorizar que estaba perdido, aunque todos lo sabían de sobras. Así que intentó descubrir su nueva vida sin ayuda de nadie. Sin interesarse por las causas de estar en un lugar llamado Ciudad Gris. Qué nombre tan sombrío, hasta eso le bajaba los ánimos. En verdad las cosas no cambiaron tanto, porque su enfermedad seguía tan limitante como siempre. Lo único distinto era que pasó de tener un médico con pelo y barba de tres días blanquita a ser examinado por un chico que parecía recién salido de la facultad. Parecía que hubiese ganado la carrera en la tómbola. No, confió con facilidad, si sentía que alguien de su edad estaba recomendándole que comiera tal y comiera cual, y estaba ordenando transfusiones y le cogía si por mucha mucha mala suerte acababa desmayándose en consulta. Tuvo que hacerlo cuando vio que hacía bien su trabajo -nota de Lieber: sin exagerar, no exageres, escritora-). Y a veces encontraba raras algunas cosas que hacía, pero él se sentía raro también, así que estaban empatados.

Y en algún momento de su monótona vida de anémico algo empezó a cambiar. El ambiente se notaba raro (mucha rareza en total, entre unas cosas y otras). Y luego empezó eso del virus. Imposible no enterarse, si Davis no tardó en convertirse en un cazador. Y Lieber quiso también, sólo por hacerle la competencia, pero su salud no le dejaba. Sus padre cayó y se quedaron sólo con Corinne. Corinne y sus tres chicos. Y así es la vida ahora, realmente. No hay mucho más que contar, a menos que quieras que este relato se convierta en un shoujo.

PROGRESO DE LA TRAMA:: -


●●WHAT YOU SEE →
COLOR DE PIEL: Clara. No es lechosa, tampoco es muy seca ni nada de eso. Una piel normal, vaya, de un tono claro, con tendencia a estar fría y llena de cicatrices. Recuerdos de numerosas caídas y heridas.
RASGOS DESTACADOS: De facciones duras, pero no adultas aún. Su rostro es fino; se marcan bien los pómulos y el mentón, pero también se nota cierta redondez que recuerda a sus años de adolescencia.
OJOS Y CABELLO:

C/ Una mata de pelo negro. No esperes un precioso cabello oscuro, brillante, suave, fresco y totalmente moldeable. Tampoco esperes ese pelo tan indomable y salvaje que parece que no se ha peinado nunca. Se encuentra en la normalidad, como el 99% de la población. Pero bueno. Sí, es negro, o eso parece; si le pones un foco de luz encima, verás que en verdad es castaño. Pero si no haces eso ni cuenta te das. Es un poco largo. Podríamos decir que ya es tiempo de que se lo corte, pero no tiene ningún interés en eso. El flequillo, diagonal, le suele cubrir parte de los ojos.

Te estás llevando una desilusión, verdad. Esta niño es demasiado normal. Pues sí. Tampoco tiene los ojos verdes como la hierba, azules como el mar, grises como la piedra, del color de la miel y esas cosas. Su iris es marrón, más claro o más oscuro según la luz, claro está; pequeños y ligeramente rasgados. Tiene mirada de malhumorado, quizás porque además suele tener el ceño fruncido. Cejas bastante finas, definidas. Básicamente porque su hermano se las depila mientras duerme. O/
ALTURA Y COMPLEXIÓN: 183 cm, 78kg. Delgado, mínimamente musculado. Podría haber sido un tipo fuerte y duro, pero tiene la mala suerte de estar enfermo y, por lo tanto, no puede ejercitarse mucho. Intenta mantenerse bien haciendo pesas y esas cosas, aunque se cansa muy rápido.


●●THE REAL ME →
GUSTOS Y ODIOS:

GUSTOS:
۩ Dormir.
۩ Tirarse en su butaca y comer dulces.
۩ Escribir cuentos infantiles (jamás dejará que nadie lo descubra).
۩ Leer todo lo que tenga cerca detenidamente, no importa si es un libro, una revista o una etiqueta de champú.
۩ Cantar le da vergüenza, pero es uno de los pocos métodos que tiene para desahogarse, así que le encanta.
۩ La política.
۩ Los hombres.
۩ La música, especialmente cualquier grupo de rock que no sea muy conocido ni muy actual. La clásica también le gusta (su primer médico comprobó que cuando la escuchaba se desmayaba menos).
۩ El psiquiatra. No hace tantas preguntas, le da pastillas y listo.
۩ Las tormentas. Rayos, truenos, lluvia, oscuridad, eso.
۩ La ropa de marca, elegante. Los colores oscuros y los vaqueros.
۩ La Navidad. Adora el ambiente, el frío, la nieve, las mantas... los regalos...
۩ Todo el arte.
۩ Las gafas de sol.
۩ Suecia.
۩ Fútbol.
۩ Tenis.
۩ Chocolate.
ODIOS:
۩ Ir al médico. Al hematólogo.
۩ Tabaco.
۩ Los psicólogos.
۩ Sentirse débil o limitado.
۩ La compasión, por él y cualquiera.
۩ Gente soberbia o desagradable.
۩ Todo lo que no es dulce.
۩ Las transfusiones de sangre, le hacen oler raro.
۩ Los gritos. Le dan dolor de cabeza.
۩ Los mercados y demás puestos. Sólo compra en tiendas de cierto nivel.
۩ Basket.
۩ Los Beatles y demás grupos dulcecitos.

CURIOSIDADES Y MANÍAS:

۩ Cuando está pensativo se tira todo el cabello hacia atrás.
۩ Toca la guitarra y el flautín.
۩ Tanto su nombre como el de sus hermanos significa lo mismo, 'amado'.
۩ Es el mayor de sus hermanos, pero hasta Löwe (el menor y más enfermo) cuida de él. Eso le frustra.
۩ Colecciona cámaras de fotos viejas.
۩ Es un poco machista. Un poquito.
۩ Habla sueco, inglés, alemán, francés y español. Chapurrea el finés. Es lo que tiene pasar mucho tiempo en casa.
۩ Le gustan los dibujos animados.
۩ Siempre lleva chicles de menta encima. Le gusta la sensación de frescor.

MIEDOS, FOBIAS O DESEOS:

۩ Necesita desesperadamente empezar a ser útil en algo.
۩ Tiene fobia a las arañas. Y a los escorpiones.
۩ Quiere superar a Davis. Pero es difícil cuando te desmayas a cada rato.
۩ Teme la soledad.
۩ Su mayor deseo es la total recuperación de su hermano. Que no tenga que pisar un solo hospital más.

DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA:

A veces puede parecer que Lieber tiene un carácter difícil, dada su irritabilidad. Le cuesta estar cómodo, de buen humor, porque le cuesta aceptar los problemas que su vida le presenta. No es un cascarrabias, no malinterpretes. Simplemente no tiene motivos para pasear por ahí una sonrisa, más bien al contrario. Por eso tiende a molestarse por poco, aunque se esfuerza por estar estable y mantener una actitud normal. Tiene mucho carácter, mucho temperamento, y es eso lo que puede dar la falsa sensación de ser malhumorado. Pero no, no lo es. Lieb es, de hecho, muy maduro y centrado. Realista, ve las cosas como son. Si son jodidas, son jodidas, y si están bien pues lo están. No es ni pesimista ni optimista, sólo observa, acepta y actúa en las situaciones. No le interesa la esperanza ni la fe, él si se agarra a algo siempre es terrenal, contrastable o tangible.

Es reservado, pero no introvertido. Le cuesta un poco abrirse y expresar sus sentimientos más profundos, pero una vez se da cuenta cuenta de que es necesario lo hace sin problemas. No es de irle contando su vida a nadie, sólo lo hace cuando debe -más porque duda de lo interesante como tema de conversación que por otra cosa-, pero tampoco se esfuerza en evitar hablar de ella. Si surge, pues lo suelta y no le importa hacerlo. Así es él en todo, de hecho: al principio es un no, pero no le cuesta cambiar a un sí. Hay que enfrentarse a la vida por mucho que joda, y él lo hace continuamente, con la determinación y fuerza que tiene. Es fácil confundir el temperamento con aspectos negativos, pero no te equivoques: Lieber no es una mala persona ni mucho menos. Que tiene lo que se dice los huevos bien puestos, pues sí. Pero siempre te tenderá una mano si lo necesitas, aunque de igual manera te dejará darte el batacazo si cree que lo necesitas.

Un tanto celoso, le cuesta acostumbrarse a que las personas que quiere tengan a otros. No es nada muy remarcable, no hace drama por ello, puesto que sabe que todos tenemos distintas personas y, aunque le joda al principio, a los dos segundos le parece lo más normal del mundo. Claro y sincero, te suelta las cosas como son. Si se siente molesto, no te dirá que está bien, a menos que considere que realmente es algo sin importancia. Si te quiere, podrá intentar esconderlo un rato, porque a nadie le gusta que le rechacen, pero acabará confesando. No miente, no aplica un doble rasero. Es un chico transparente, para bien y para mal. Ya pasó el tiempo en el que duraba su adolescencia y se esforzaba por retorcer la verdad y esconder sus sentimientos. Ahora acepta todo como viene y si no te gusta no le mires, que no te necesita.

¿Autoestima? Bueno. Depende. Sus problemas médicos la joden un poco, pero no lo deprimen: más bien le hacen enfadar. Le frustra sentirse inútil, tener dificultades, necesitar ayuda. Quiere una independencia absoluta y le cuesta hacerse a la idea de que necesita ayuda de vez en cuando. Pero no se odia a sí mismo ni se autoflagela. Él es como es, con sus defectos, virtudes y problemas, y si no te gusta tienes la puerta abierta, lárgate. Se acepta y de algún modo se quiere tal y como es, aunque quisiera ser distinto en algunos sentidos. Así que no intentes derrocarle psicológicamente, porque básicamente le importa un pepino lo que pienses de él, no va a cambiar porque a alguien no le guste.

Normalmente es tranquilo. No le gustan las peleas, las discusiones, nada de eso. Aboga por el diálogo, expresar las inquietudes y los problemas e intentar hallar soluciones eficaces, aunque supongan un esfuerzo extra. Trabajador, siempre que encuentra algo que sí puede hacer se dedica a ello con esmero y dedicación. No es perezoso en absoluto, siempre está dispuesto a ayudar en todo, porque aunque sus celos son en cuanto a personas y sentimientos, no en cuanto a objetos, a menos que sean muy preciados para él. No es muy cariñoso, para nada un osito mimoso, pero tampoco una fría y dura piedra. Si te quiere te lo hará saber y te mimará de vez en cuando, más cuidando de ti que colmándote de besos y abrazos. Pero no le molesta que invadas su espacio vital y lo acoses con cariño. Tiene paciencia, se deja toquetear, besuquear y achuchar. En el fondo le gusta.

Fiel y dedicado. No es capaz de traicionar a los suyos, más bien cuida de ellos constantemente. Le gusta que los demás se sientan bien. Sus seres queridos lo son todo para él, y por ellos lucha con todo lo que tiene. No le importa apartarte del camino si es para protegerlos y procurarles el bien, porque Lieber no es un santo y eso lo tiene muy claro. Él también se enfada, y cuando lo hace, bueno... puede ser bastante fastidioso, porque no da su brazo a torcer. Y aún así, cuando enfadado sigue teniendo la razón; porque se cabrea y mantiene su visión realista. No le entra la ira por tonterías ni por nada que no tenga fundamento. Si se enfada porque tú estás haciendo algo autodestructivo o incorrecto, no dejará que continúes en esa conducta. Te obligará a parar y ver mejor las cosas.

Y esto tenlo muy en cuenta: es EGOÍSTA. No en todo, no siempre, no generalizado. Pero es egoísta. Especialmente con las personas. Siempre tiende a tomar un poco más de tiempo del que debería. Si le tiendes una mano, te coge la mano y medio antebrazo. Así es él, siempre toma más de lo que le corresponde en principio, pero de igual manera sabe dejar ir cuando debe y no le importa que abuses de su generosidad de vez en cuando.

Coqueto. Es raro en él, pero realmente le gusta verse guapo, oler bien y gustarle a los demás. Siempre está bien vestido, cuida mucho su aspecto. Es muy elegante, sabe combinar, pero para nada resulta afeminado. Viste como un hombre elegante, nada más. Con sobriedad. Unos vaqueros, unos zapatos cerrados de piel y un abrigo de corte marinero, por ejemplo. Considera eso un arte, igual que le gusta dibujar, leer, escribir, pintar, ver películas o escuchar música. Eso sí, luego puede cansarse y le ves por casa con un chándal remendado, o directamente casi desnudo.
La cultura es algo muy presente en él, a falta de la posibilidad de ser un chico atlético que hace mucho deporte. Le gusta aprender, y aunque nunca fue el primero de la clase (ni de lejos) siempre se esforzó por aprobarlo todo y hacer sentir orgullosa a la familia, que es lo más preciado que tiene.


●●THERE'S THE WORLD, AND ME →
AMISTADES EN GENERAL: Pocas. Muchos conocidos, pocos amigos, ya se sabe.
RELACIÓN CON MI FAMILIA: Ejemplar. Los adora. Aunque tiene cierto rencor porque se siente apartado. Eso no empaña el enorme amor que les tiene, pese a todo, y entiende que no es el más necesitado, entiende su papel de hermano mayor y lo desempeña a cada segundo. Desearía que su padre no estuviera muerto, eso es algo que aún no superan.
PERTENENCIAS IMPORTANTES:
۩ Una cajita forrada de cuero que contiene un mechón de pelo de Löwe, antes de que se le cayera y le volviera a salir.
۩ Vinilos de música, de grupos que no conoce casi nadie y que tienen ya sus años.
LO QUE PIENSO, LO QUE DIGO: Pregunta y sabrás, no querrás que te lo diga todo tan fácil, ¿no?
avatar
Lieber Lindström
Humano
Humano

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 27/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lieber Lindström

Mensaje por Paranoia el Sáb Ene 28, 2012 3:22 pm


●●FICHA ACEPTADA.
El tema permanecerá abierto para permitir su edición. Avisar aquí mismo cada vez que se efectue algún cambio.
avatar
Paranoia
Administrador
Administrador

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 22/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.